Revista Cubana de Filosofía. Edición Digital
No. 29. Noviembre - Junio 2017. ISSN: 1817-0137


 
 

Proyecto de la Revista

PROYECTO EDITORIAL
Revista Cubana de Filosofía
Edición Digital

La ausencia de una revista especializada en temas de filosofía, nos hace concebir este proyecto editorial. Crear una revista digital que permita la difusión de los estudios filosóficos cubanos, que con el decursar de los años se va tornando una actividad estable, sistemática y de reconocimiento. Esta revista está urgida de ser un recurso de difusión que estimule la reflexión y la investigación, el intercambio con otros lectores del mundo, una vía para compartir. Con este propósito hacemos nacer esta empresa: crear esta Revista Cubana de Filosofía en formato digital.

Y si está llamada a ser una revista de filosofía, no encontramos otro nombre más adecuado que el de Revista Cubana de Filosofía por ser específicamente cubana. Ello la ubica en coordenadas más específicas, tanto teóricas, culturales, como políticas.

De apariencia sencilla, con trabajos de rigor y seriedad, reunirá artículos o ensayos, temas en debate, documentos históricos etc., con una salida (aunque digital) cuatrimestral. Es decir, cada cuatro meses aparecerá un nuevo número de la revista con trabajos disponibles página a página o asequibles en ficheros completos, fáciles de descargar e imprimir. Serán publicados estudios de corte histórico filosóficos, de pensamiento cubano, latinoamericano; artículos sobre problemas filosóficos actuales en el ámbito social, científico, críticos del desarrollo del capitalismo existente, etc. También encontrarán espacio trabajos de Epistemología, Problemas de la Ciencia y la Tecnología, Lógica, Antropología filosófica, ética, Estética, Filosofía Política, Axiología, en dependencia de las prioridades de la revista, su arbitraje y su entrega a la redacción.

Los retos del pensamiento cubano -un pensamiento con raíces cubanas profundas- y en el cual el Marxismo ha encontrado un desarrollo apreciable, son una exigencia no sólo del ámbito nacional, sino un reclamo de otras latitudes que aprecian los aportes cubanos al concierto de ideas en un mundo angustiado por el dominio de nociones que son la expresión de la unipolaridad en la aparente diversidad y avalancha de comunicación en sofisticados medios. Además de ello, ante el cambio civilizatorio que se evidencia por el poder tecnológico de la razón moderna, con medios de comunicación que propician cada vez la más amplia interacción humana, como lo es a través del Internet y el correo electrónico consideramos que es también un reto y una posibilidad impostergable el poner a disposición del mundo intelectual y académico, información ágil, novedosa, puntos de vista, reflexiones etc. venidas de esta pequeña isla caribeña, grande no por sus extensiones, sino por su intensidad, y que al mismo tiempo sea una alternativa ante el poder hegemónico de los grandes centros de poder tecnológico.

De 1946 a 1959 circuló en Cuba una revista dedicada a la temas de filosofía -la primera de su tipo- de aspecto muy sencillo, con trabajos que a la luz de un estudioso de hoy dan muestra de las preocupaciones, los temas estudiados, las perspectivas de análisis y el curso de los acontecimientos principales del gremio dedicado a esta actividad. Por supuesto y -como suele ser común- ella no era una muestra total de todos los recovecos de la obra de pensamiento y mucho menos expresión de todos los intelectuales dedicados a esta empresa intelectual.

La presente revista no es su continuidad, ni tampoco su nombre tiene algo que ver con la pasada. Más bien en coincidencia lógica de pretender llevar una revista que como hemos dicho y forcejeado entre sus creadores, sea cubana y de filosofía, como lo fue aquella o las tantas aparecidas por esos años en Latinoamérica, con nombres como revista mexicana, revista argentina, revista costarricense, etc.

Sin embargo, bien merece hacer referencia a la Revista Cubana de Filosofía, que aparecida hace ya más de 50 años, fue el resultado de la preocupación por la Filosofía que desde inicios de los años cuarenta comenzaba a manifestarse con mayor profundidad en los medios intelectuales cubanos. Aquella nació del empeño de un grupo de profesores e intelectuales cubanos interesados en la filosofía quines a partir de 1945 comenzaron a reunirse para discutir diferentes temas denominándose luego a sí mismos "Grupo filosófico de La Habana" proponiéndose, entre otras cosas, crear una revista de filosofía.

En 1946, sale el primer número de la Revista Cubana de Filosofía vinculada durante doce años al esfuerzo de intelectuales como Rafael García Bárcena, Raúl Roa, Humberto Piñera Llera y otros. La edición e impresión corría cargo de la Dirección Nacional de Cultura del Ministerio de Educación e inicialmente tuvo la intención de ser una publicación bimestral. Era de un formato sencillo, de pocas páginas y no muchos artículos, además del comentario de libros publicados en Cuba y en el mundo, así como notas sobre los acontecimientos fundamentales de la vida filosófica nacional y extranjera. En sus páginas se daban a conocer acontecimientos importantes del gremio filosófico como la creación de la Sociedad Cubana de Filosofía (1948), del Instituto de Filosofía (1950), y sus actividades sistemáticas durante la década del cincuenta, la visita al país de destacados intelectuales latinoamericanos y españoles republicanos, etc.

Sin embargo, no dejaba de ser una revista que pertenecía a un grupo de letrados dedicados exclusivamente a la actividad académica e investigativa, gremial, sin encontrase en sus páginas artículos que valorasen de forma crítica el estado de cosas en el país, tanto en lo económico, lo político, como lo social, o que fuese comprometida con los acontecimientos socio-políticos de estos años. La revista no dejó de ser un suceso meramente intelectual al margen de la vida real y muy a pesar de la labor de figuras como las antes mencionadas. Tampoco encontraron lugar allí trabajos de la totalidad de los intelectuales ni expresión de todas las tendencias desarrolladas en el país por estos tiempos. Más bien se circunscribió en los cincuenta a la labor de los miembros de la Sociedad Cubana de Filosofía.

Después del triunfo de la Revolución, la revista dejó de aparecer y le siguieron otros proyectos y revistas. Uno de ellos fue la Revista de Ciencias Sociales Contemporáneas (dos números en 1965, bajo la dirección de Julio Le Riverend). Ya en los ochenta apareció la Revista Cubana de Ciencias Sociales con una vida sistemática durante estos años pero muy irregular en los noventa, situación que se mantiene hoy.

Otro esfuerzo por crear una revista especializada en Filosofía no se ha hecho real. Otras dan cabida a los trabajos y eventos de Filosofía como Islas, Contracorriente, Temas. Por ello emprendemos esta faena, para inaugurar al menos la posibilidad de hacer sistemática, mediante el Web, una publicación que llene este espacio. Aquí tiene usted, estimado lector sus primeras páginas. Sea bienvenido.

 

Jefe de redacción RCF

Menor contraste Mayor contraste Valores por defecto Texto más pequeño Texto más grande